jueves, 15 de mayo de 2008

Pueblo inglés crea su propia moneda


“Las grandes iniciativas son huérfanas, hasta que tienen éxito” (Abel Desestress)

Redacción BBC Mundo
Quienes apoyan la moneda esperan que se estimule el comercio local.
Un apacible pueblo inglés fragua un plan para escaparse del efecto de la crisis crediticia mundial: quieren imprimir su propia moneda.

Son los habitantes de Lewes, en el sur de Inglatera, quienes se encuentran en los comienzos de un proceso de relanzamiento de su propio dinero.

La divisa oficial seguirá siendo la libra esterlina -la moneda nacional-, pero la de Lewes será una libra "local", con billetes sólo válidos en el pueblo, según señala Ian Rose, del programa Working Lunch de la BBC.

La idea motora es estimular la compra de productos locales y el ahorro de gasolina, es decir, comprar sólo en el pueblo y reducir los viajes.

El grupo que impulsa estos planes es parte del movimiento llamado "Transición", cuyo objetivo es impulsar iniciativas a nivel local para enfrentar el efecto del aumento de los precios del petróleo y el cambio climático.

Energía local

De hecho, los habitantes de Lewes se han inspirado en el ejemplo de Totnes, otro pueblo inglés que el año pasado lanzó sus propias libras locales.


A Bill Collison le preocupa el papeleo extra.
Los promotores del plan esperan que genere un sentido de comunidad más grande.

"Somos un grupo que quiere fortalecer la economía local, producir localmente nuestros propios alimentos, tener más empresas locales y generar también nuestra propia energía", dijo a la BBC Adrienne Campbell, del grupo de los promotores.

Bill Collison, propietario de una tienda de fruta y café en el pueblo, respalda el proyecto, pese a que piensa que podría significar más papeleo.

Dice que es otra moneda que hay que contar y luego administrar con cuidado el intercambio al volver a la divisa regular al final del proceso.

Escepticismo local

Ian Rose, de la BBC, destaca que hay otros que no están tan entusiasmados y que dicen que la vida es ya bastante confusa.


Lewes se prepara para gastar su dinero sólo en el pueblo.
O que quisieran gastar su dinero en donde se les antoje.

Quienes respaldan el plan con entusiasmo son los dueños de negocios locales.

Si es popular o no, el caso es que la mera idea de tener una libra paralela local está generando el debate sobre la forma en que realmente funciona el dinero.

Después de todo, no falta quien diga que se trata de un simple pedazo de papel, que sólo funciona porque todos estamos de acuerdo en que tiene un valor especial.

Puede que el equipo que impulsa el proyecto necesite convencer a los residentes de que los nuevos pedazos de papel que llevan en sus carteras tienen el mismo valor.

Pero se están tomando su tiempo, y esperan estar listos para lanzar su libra local este septiembre.