martes, 27 de mayo de 2008

Nouvel construirá un rascacielos de 300 metros en el corazón financiero de París

EUROPA PRESS. PARÍS
El francés Jean Nouvel, recientemente galardonado con el premio Pritzker 2008 de arquitectura, será el encargado de levantar en la Defensa, el corazón financiero de París, un rascacielos de 300 metros que competirá en altura con la mítica torre Eiffel.
La torre 'Signal' encarnará la renovación del barrio económico parisino en el horizonte de 2015 y será "la referencia del Gran París que se dibuja", según el presidente del Establecimiento público para la urbanización de La Defensa, Patrick Devedjian.
"El Gran París no tendrá un sólo centro. Tendrá varios. La Defensa puede ser la primera expresión de un nuevo centro de desarrollo del Gran París sin ser un centro histórico", comentó Jean Nouvel, que competía con los proyectos presentados por Jacques Ferrier, Norman Foster, Daniel Libeskind y Jean-Michel Wilmotte.
La propuesta ganadora tiene un coste estimado de 600 millones de euros y está previsto que se termine en las Navidades de 2013; tendrá 301 metros de altura y una superficie de 140.000 metros cuadrados, de los cuales 50.000 para oficinas, 33.000 destinados a viviendas y 39.000 para un hotel. Habrá 8.000 metros cuadrados para equipamiento público y 10.000 para comercios y restaurantes.
La construcción de la Torre 'Signal' se enmarca en el plan de renovación de La Defensa lanzado por el presidente francés Nicolas Sarkozy en 2006, cuando era ministro del Interior y responsable de gestión territorial. De gran atractivo para los inversores, prevé la construcción de 450.000 metros cuadrados de oficinas nuevas o rehabilitadas así como 100.000 metros cuadrados de viviendas en perspectiva.
La obra de Nouvel está llamada pues a ser un simbólico edificio arquitectónico como el Arco de la Defensa o el Centro nacional de Industria y Tecnología (Cnit), un moderno palacio de Congresos y Exposiciones.
Al frente de un equipo de unas 140 personas, el arquitecto Jean Nouvel, de 62 años, es el creador de decenas de museos, edificios de oficinas, teatros y vivendas privadas tanto en Europa como en Estados Unidos o Japón.
Entre sus obras más conocidas se encuentran el edificio que alberga el Instituto del Mundo Arabe en París o, de más reciente creación, el Museo quai Branly de Artes primitivas, también en la capital francesa.
Barcelona, Madrid, Vigo e Ibiza
Nouvel es también el artífice de la Torre Agbar de Barcelona o de la ampliación del museo Reina Sofía en Madrid. La Fundación Cartier de París, la Opera de Lyon, la Dentsu Tower de Tokio, el centro de Cultura y de Congresos de Lucerna o el reciente teatro Guthrie de Minneapolis figuran igualmente en su palmarés.
Los talleres del arquitecto trabajan hoy en decenas de proyectos como el Louvre de Abu Dhabi, la Filarmónica de París, una sala sinfónica en Copenhague, un edificio de oficinas en Londres, una torre en Viena, otra en Manhattan (Nueva York) y otra en Marseille, así como viviendas en Ibiza o el puerto de Vigo.
Vestido siempre de negro y luciendo una inconfundible calva, Nouvel (Fumel, Francia, 1945) se matricula en la Escuela de Bellas Artes de Burdeos en arquitectura en 1965. En 1966 aprueba con el número uno el examen de ingreso en la Escuela nacional superior de Bellas Artes de París, donde se diploma en 1972.
En 1970 abre su primera agencia con Franois Seigneur y en 1994 nacen sus talleres, donde el vidrio y el metal, el juego de las sombras y las luces, las transparencias y los reflejos tienen un papel esencial en la arquitectura, hecha a veces como "secuencias, planos o travellings" cinematográficos que crean un recorrido por el espacio.
Defensor de una arquitectura "contextual y conceptual", Nouvel quiere que el edificio "no ignore jamás dónde está y lo que tiene alrededor". Diseñador, escenógrafo y galardonado con todo tipo de distinciones, Jean Nouvel, no ha sido siempre querido por sus colegas.