domingo, 25 de mayo de 2008

Exigen que se despenalicen la calumnia y la injuria


“Siempre habra alguien que te haga sentir culpable, lo seas o no”. (Abel Desestress)

BUENOS AIRES.- La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), desde hace más de dos décadas, reiteradamente solicitó la inserción, en nuestro régimen jurídico, de normas que contemplen el carácter institucional y estratégico que reviste la libertad de expresión y la libertad de prensa en la Constitución Nacional, como presupuesto indispensable para la consolidación del sistema democrático que ella impone.
En un comunicado enviado a LA GACETA, la entidad señala que ese reclamo, soslayado por el Congreso y el Poder Ejecutivo, se reitera con motivo de la sentencia dictada el 2 del corriente, por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el caso “Kimel”. Considerando la ambigüedad de las normas penales que tipifican los delitos de calumnias e injurias, la Corte -afirma Adepa- ordenó al Estado argentino adecuar su derecho interno a los requerimientos de seguridad jurídica, que permitan afianzar el ejercicio del derecho a la libertad de expresión.
Adepa aspira a que el Gobierno honre las obligaciones internacionales que asumió, y cuyo cumplimiento le fue impuesto por la CIDH, despenalizando la calumnia e injuria, así como las sanciones civiles. Tal solución, al reconocer con la debida amplitud el ejercicio del derecho de crítica a través de la prensa, configurará un avance fundamental para la difusión de la democracia participativa, en el marco del pluralismo que impera en la prensa argentina. (Especial)