miércoles, 25 de junio de 2008

El Supremo de EEUU prohíbe la pena de muerte para violadores de niños


La Corte Suprema de Estados Unidos invalidó el miércoles una condena a muerte por la violación de una niña, estimando que la pena capital puede aplicarse solo a los asesinos.
Por cinco votos contra cuatro, la mayor instancia judicial del país consideró que la pena de muerte constituye un "castigo cruel e inhabitual" prohibido por la Constitución "en caso de violación a un niño cuando el crimen no generó la muerte y no tenía por objetivo generar la muerte".
Desde hace algunos años en Estados Unidos, se ha endurecido la legislación contra los violadores de niños, a menudo pasibles de penas de hasta 25 años de prisión. Media docena de Estados incluso autorizan su condena a muerte.
El Estado de Luisiana (sur) fue el primero en adoptar esta medida en 1995, y el primero en aplicarla: Patrick Kennedy, de 43 años, fue condenado a muerte en 2003 por la violación de lahija de su compañera en 1998, cuando la niña tenía ocho años.