martes, 1 de julio de 2008

El fantasma de la Cuarta Flota


“Los temores más extremos generalmente son los más cercanos a nosotros” (Abel Desestress)

Un fantasma reaparece en las aguas del Mar Caribe. Cincuenta y ocho años después de desmantelada, la Cuarta Flota de la marina estadounidense vuelve a conformarse para manejar las operaciones en el hemisferio sur de América.

Este 1 de julio la Cuarta Flota se reactiva, casi seis décadas después de que dejara de funcionar al desaparecer la amenaza de eje nazi fascista que justificó su creación en 1943. En 1950 el grupo se fundió con la Segunda Flota.


Vea: El regreso de la Cuarta Flota
Ahora reaparece y muchos se preguntan el por qué. Algunos no tienen dudas al responder: para controlar a Venezuela, principalmente.

Pero también a Bolivia, Nicaragua y otros países de la región con gobiernos identificados como izquierdistas y potencialmente "incómodos" para Washington.

En EE.UU. se asegura que es un ajuste operacional sin intenciones agresivas para mejorar la capacidad operativa en el combate al narcotráfico, manejo de desastres naturales y trabajos de cooperación.

"No tenemos miedo"

Esas explicaciones no han convencido en la mayor parte de América Latina.

El anuncio no ha caído bien porque recuerda a muchos los tiempos del intervencionismo militar directo estadounidense.


(La cuarta flota) sirve para sembrar el terror y la muerte, pero no para combatir el terrorismo y las actividades ilícitas

Fidel Castro, ex presidente de Cuba

Incluso quienes no profesan posiciones "antiimperialistas" a ultranza reconocen que es una señal preocupante.

En Cuba, Fidel Castro aseguró en uno de sus editoriales que la Flota sirve "para sembrar el terror y la muerte, pero no para combatir el terrorismo y las actividades ilícitas".

El presidente de Bolivia, Evo Morales, calificó como la Cuarta Flota "de intervención" al grupo reactivado y afirmó que será un mecanismo de agresión.

Tampoco gustó en Brasil ni Argentina, países que dejaron claro que manifestarán su inconformidad oficialmente ante Washington.

Y en el país que es el supuesto destinatario del "gesto" estadounidense, Venezuela, el presidente Hugo Chávez aseguró estar tranquilo.

"Nos amenazan con la cuarta flota. No les tenemos miedo".

La revolución en la mira

Sin embargo en el análisis de muchos, Chávez y su revolución bolivariana son la razón del regreso de la Cuarta Flota.