jueves, 20 de marzo de 2008

DIARIO DE UNA GUERRILLERA DE LAS FARC, DE ORIGEN HOLANDESA


La inconciencia de no saber que es existir, solo te condena a una fragil supervivencia. (Abel Desestress)

Tania Nijmeijer dejó en 2002 el estudio de las lenguas romances en su país natal, Holanda, y se incorporó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Es una de los 150 extranjeros que forman parte de las guerrillas colombianas, según estadísticas del gobierno del país sudamericano.

El 18 de junio del año pasado, después de un enfrentamiento con una columna de las FARC, el ejército colombiano encontró el diario de la guerrillera holandesa, tirado en un campamento atacado en medio de la selva.

Bajo el alias de Ellien, la joven de 29 años de edad se había incorporado en 2002 a una unidad de la guerrilla más antigua del continente. En las páginas de su libreta, Tania cuenta detalladamente las dificultades de la vida guerrillera y cuestiona algunos sucesos que ocurren dentro de la organización armada.

Una vez que el gobierno de Colombia divulgó parte de ese diario consultado por MILENIO y lo aprovechó para lanzar una nueva andanada contra “la degradada vida dentro de las FARC”, la guerrillera comenzó a preparar en la clandestinidad la grabación de un documental sobre los aspectos positivos de su vida en las armas.

En el manuscrito, Tania realiza diversos cuestionamientos sobre el desarollo interno de la guerrilla, pero en los últimos apuntes, antes de que su diario fuera interceptado por soldados colombianos, dice: “Aquí me muevo como pez en el agua, la selva es mi hogar. Las FARC son mi vida, mi familia”.

21 de julio de 2006

Querida Jans, tengo algún tipo de obsesión con estaciones de tren. Con frecuencia tengo fantasías de que estoy en una estación en Groningen, Ámsterdam o Utrecht, comprando un café o una orden de fritura y luego abordo el tren. Casi olvido la gran noticia. Aquí hay dos compañeros con sida, y quizá haya más. Aquí nadie usa preservativo. Hasta donde yo entiendo, la chica no sabe lo que esto significa: me contó la noticia toda sonriente y su amigo, al parecer, no está muy preocupado por el asunto.

23 de agosto de 2006

Jans, ¡llamé a mi casa sin permiso! Y ahora Frits está enojado conmigo, pero no me importa. Fue maravilloso escuchar sus voces. Mamá lloró y también papá. Ahora sólo puedo esperar mi castigo, a todos se les permite llamar, menos a mí. ¿No es ridículo? Quizá me dejen en la jungla por siempre, o quizá no me permitan salir a misiones afuera luego de este pecado venial. En verdad no quiero hacerlo, no me importa. Parece que quizá tenga un nuevo amigo, un comandante. Tiene 30 años y es muy especial. Veremos si esto se convierte en algo.

24 de noviembre de 2006

Yo, quién sabe si nunca saldré de esta jungla. Porque, en el nombre de Dios, nunca me envían a ningún lado. Ya no sé qué decir. Quiero irme de aquí, al menos de esta unidad. Pero para mientras, uno sabe que uno es más o menos como un prisionero. ¿Qué puede uno hacer? Ya no quiero más bla-bla-bla sobre ser comunista, honesto, no desperdiciar, obediente. Luego ver cuán hipócritas son los comandantes, habladores y traicioneros. Y sin misericordia si alguien se atreve a criticarlos.

Yo preferiría estar en una unidad de combate. Por cuatro años he estado aquí en la misma situación. Haciendo guardia, gimnasia, hablar, problemas interpersonales, causando problemas, comandantes podridos, etc. Además, me siento inútil. Aquí no tengo futuro. No tengo adónde ir. Pero no me quiero ir, sólo quiero caminar, reír, combatir, cocinar, sin complicaciones.

9 de junio 2007

Aburrida y con hambre. No se puede encontrar al enemigo y por eso me toca estudiar documentos de la FARC por milésima vez. Repetir lo que se ha dicho ya 30 veces. ¿Qué es una formación?, ¿por qué la disciplina?, ¿por qué no se debe dormir durante una guardia? Hay que aceptar las consecuencias por mi decisión de estar aquí. Desde un principio sabía que no iba a ser un reto intelectual, pero si soy honesta diría que es mejor de lo que yo esperaba. Pero en mi comisión hay como cuatro fanfarrones y no mucha gente intelectual.

12 de junio de 2007

Me he vuelto muy desconfiada de los hombres, quiero fumar, pero serán dos semanas más antes de que nos den cigarrillos. Veré si puedo mendigar o conseguir un paquete. ¿Qué más vendrá?

13 de junio de 2007

A veces sueño con mamá y Ellen, y luego despierto llorando. Siempre la misma pregunta: ¿Hice lo correcto?, ¿hubiera sido feliz si me quedo en Holanda?, ¿qué estaría haciendo? Dando clases, traduciendo, trabajando en la universidad, ¿en una empresa?, ¿casada, con hijos? Estoy lista para un cambio después de este periodo. Este periodo es como un punto de terminación para mi vida guerrillera, la cual ya no me trae sorpresas. Ninguna en términos de personas, el enemigo o la tarea diaria. Lo he visto todo. Aquí me muevo como pez en el agua, la jungla es mi hogar. Las FARC es mi vida, mi familia.