sábado, 18 de octubre de 2008

La “desesperada novia” de un inmigrante se prende fuego en Francia

“El hombre no es irracional, lo educaron a serlo”। (Abel Desestress)

La compañera sentimental de un armenio ilegalmente establecido en Francia y bajo amenaza de expulsión sufrió quemaduras de tercer grado tras inmolarse el sábado delante de los periodistas que había convocado ante la prisión de Le Mans (oeste) para protestar por la situación de su pareja.
Josiane Nardi, de 60 años, había citado a la prensa local por la mañana ante la prisión de Le Mans para atraer la atención sobre la situación de su compañero sentimental, Henrik Grujyan, un armenio de 31 años establecido ilegalmente en Francia, actualmente encarcelado y en proceso de expulsión.
Nardi se roció de líquido inflamable y se dio fuego antes de que los informadores pudieran impedir el gesto de la mujer, que sufre quemaduras de tercer grado en casi todo su cuerpo.
El compañero sentimental de la mujer se encuentra en la cárcel por diversos actos de violencia y será expulsado de Francia en los próximos días.
“Sacó una botella de alcohol, cuando nos acercamos a ella era demasiado tarde”, contó uno de los periodistas testigos de la escena, según el cual, el gesto de Nardi fue para protestar por el encarcelamiento y la expulsión a Armenia de su compañero.
La mujer fue hospitalizada en estado “muy grave” en Tours (centro), según la prefectura. Dos de los informadores que presenciaron lo sucedido también fueron hospitalizados en estado de choque. Uno de ellos también sufrió quemaduras en una mano.
“Estamos muy preocupados por su estado de salud”, precisó el prefecto de Sarthe, Michel Camux, en una rueda de prensa.
El compañero de la mujer cumplía una pena de dos años de cárcel en la prisión de Le Mans por diversos actos de violencia. Fue trasladado el sábado al centro de retención administrativa de Rennes (oeste) pero su expulsión ha sido aplazada al menos 48 horas “debido al drama actual”, indicó el prefecto de Sarthe.
Un centenar de personas acudieron al llamamiento de un colectivo de asociaciones locales y se reunieron el sábado por la tarde ante la prefectura de Mans para pedir la regularización de Grujyan y de todos los inmigrantes sin documentos en Francia। También anunciaron su intención de presentar un recurso para pedir la anulación de la expulsión del armenio.