jueves, 24 de abril de 2008

Sexo en los parques


Ámsterdam analiza la posibilidad de ir más allá de la revolución sexual iniciada con la proliferación de vitrinas en su famoso "barrio rojo", donde las mujeres venden sexo a los transeúntes con todas las de la ley.

La libertad del ser es existir. (Abel Desestress)

Ahora, las autoridades de la capital de Holanda han iniciado un debate para establecer un marco legal que permita o castigue tener sexo en los parques públicos de la ciudad. Particularmente en el más famoso, el Vondel.

Y es que cuando anochece, el parque principal de Ámsterdam, es punto de encuentro de hombres homosexuales que buscan sexo rápido y sin compromiso

"No está penalizado tener sexo en el parque, pero tampoco está permitido. Cuando la policía descubre a una pareja in fraganti, sólo le llama la atención y le pide retirarse", dijo a BBC Mundo, Herbert Raat, portavoz de la Alcaldía de Ámsterdam.

"Ahora estamos discutiendo la posibilidad de darle un marco legal, ya sea para que se prohíba o se permita por ley. Así que estamos escuchando todos los puntos de vista para llegar a una conclusión", agregó.

Reglas del juego

El detonante del debate fue una iniciativa diseñada por el concejal Paul van Grieken, del Partido Verde, quien en un documento estratégico titulado "Utilización del Vondel", propone permitir la práctica del sexo en este lugar.