lunes, 16 de febrero de 2009

Amor...amar...ser amados.

“Para ser feliz solo necesitas existir, y darte cuenta de ello”. (Abel Desestress)
Buscamos en el exterior, lo que deberíamos buscar dentro nuestro.
Sí; allí dónde nos duele cuando algo nos preocupa o atemoriza; allí dónde la agitación se hace tan evidente que parece poseer alas de mariposa, allí finalmente donde se hace tan imperceptible cuando nos detenemos y miramos hacia nuestro ser interior... nuestro CORAZÓN.
Amor que santifica y purifica. Amor que alivia y revela. Tan cercano y tan distante. Buscado por todos y encontrado por pocos. Caminar hacia el amor en una búsqueda; tantas veces incansable; tantas otras inalcanzable.
¡Qué gran misterio el de las relaciones humanas! muchas veces conocidos pasan en instantes a nuestro vocabulario bajo la palabra Amor... otras el miedo hace que no lo veas pasar o más aún que siempre haya estado a tu lado sin ser visto.
Ama... pero sin poseer. Ama...sin dominar ni controlar. ese es el Amor santificado. El auténtico.
Ama sin esperar, y sin importar a quien, que después siempre llega todo. Paz. Felicidad. Sabiduría, Compañía, y ¡¡ALEGRIAS!!.
Con amor. Abel